“Al final solo funcionarán los escapes más inmersivos”


Entrevistamos a José Ten, dueño del escape room La guarida,
todo un referente nacional dentro de las salas de terror, situado
en la localidad alicantina de San Juan. Hablamos con él sobre
el mundo del escape desde dentro, del gusto por el miedo, la
situación del propio sector y el futuro del mismo.




¿Cómo conociste por primera vez los escape room?
Mi primer juego de escape fue un regalo de unos amigos y fuimos
sin saber muy bien qué había que hacer.


¿Por qué decidiste abrir una sala? ¿Por qué de terror?
En un viaje a Rusia, fui con mi mujer y unos amigos a un juego de
miedo en una nave industrial. El juego era muy básico pero el
ambiente tétrico, la música y la experiencia me marcó. El terror
es mi género cinematográfico preferido y tuve claro desde el primer
momento que ese era el tipo de juego que me gustaba. Siempre he
estado con proyectos empresariales y esto me pareció una idea fantástica. 


¿Cómo fue el proceso desde tener la idea hasta conseguir abrir el escape?
El proceso fue más largo de lo que pensamos en un primer momento. Las
ideas no faltaron pero llevarlas a buen puerto era otro cantar. Creo que los
sustos era lo que más claro tenía.Tuvimos acceso a la casa antigua donde
estamos ubicados y nos encantó montar un juego allí. Lo primero que hicimos
fue contactar con un arquitecto para elaborar el proyecto completo. Levantamos
un plano del lugar para ver las posibilidades y luego fuimos decidiendo qué sería
cada una de las habitaciones. Los puzzles se crearon y se adaptaron a las
estancias. Trabajos de electricidad, albañilería, carpintería, etc… Al ser novatos,
tuvimos que ir probando cosas hasta dar con lo que buscábamos. No hay nada
específico para este tipo de actividad y por ello hay que adaptar todo.


En La guarida, uno de los grandes puntos fuertes es la propia casa.
¿cómo la conseguiste?
Al tener contacto directo con la propiedad, le expusimos el proyecto como un
piloto y les encantó la idea. La casa donde está el juego era un almacén en desuso.

Da la impresión que estamos viviendo un boom de los escape room a nivel
nacional. ¿Cuánto crees que puede durar y dónde crees que está el techo?
Efectivamente estamos viviendo un boom no sólo a nivel nacional. En todos los
países está creciendo igual de rápido, solo en Moscú, en un año se ha triplicado
en número de salas. Como pasa con todas las nuevas actividades ahora está de
moda pero solo un 10% de la población sabe lo que es un escape room. Aún hay
mucho por hacer pero cada vez los usuarios exigen juegos de más calidad y más
inmersivos. Al final sólo funcionarán aquellas salas que ofrezcan este tipo de experiencia.


¿Un escape room tiene fecha de caducidad? ¿Debe ir renovándose?
 Lo mismo que pasa con las películas del cine, las salas de escape tienen fecha
de caducidad aunque en España hay alguna sala que funciona con más de 5 años.
Desde mi punto de vista la vida media de una sala es de entre 3 y 4 años teniendo
un buen rendimiento. Luego hay que renovarse. Ahora con las nuevas salas ya se
habla de tercera generación.


En breve vais a abrir dos salas: El viaje y Fantasmas. ¿Qué nos puedes decir
de ellas?
El viaje ya lo tenemos casi listo y en unas semanas empezaremos la fase de pruebas.
Se trata de un juego con un punto de tensión pero para todos los públicos. Fantasmas,
hemos tenido que retrasarla un poco pero sigue su marcha. Será un juego de miedo
donde los jugadores podrán elegir el nivel de inmersión. Contaremos también con
figurantes dentro de la casa.



¿Son rentables los escape room?
En este tipo de negocio la rentabilidad depende directamente de la inversión ya que
el número de juegos por semana es limitado. Tener en un local una sola sala es bastante
arriesgado ya que los gastos son elevados. Los clientes no piensan en todo lo que hay
detrás. La inversión de la sala y la reforma del local tiene que amortizarse en un plazo
de 3-4 años. La gente piensa que se gana mucho pero la realidad es que la mayoría de
propietarios son los que llevan todo el negocio. En muchos casos se trata de un auto
empleo. En Alicante el 70% sólo quiere venir a jugar los sábados y domingos, las horas
solo limitadas y si no tienes otra sala que ofrecer pierdes esa posibilidad.


¿Qué opinas de la utilización del escape room en los colegios como elemento
pedagógico? ¿Y como elemento de ocio en hoteles?
Me parece genial usar la base de los escape room como elemento pedagógico en los
colegios pero como ocio en los hoteles es un problema que nos perjudica directamente.
No se puede llamar escape room a una gincana que es lo que se ofrece actualmente en
los hoteles. Cuando los clientes del hotel juegan y no les gusta, cuando les digan de
hacer un escape tendrán en mente su experiencia negativa y no vendrán a nuestras salas.


¿Sigues viviendo con pasión las salas de escape que juegas? ¿Las miras desde
un punto de vista más crítico?
Me encanta jugar pero ahora elijo el tipo de juego que me gusta. Cuando entro en la sala,
me paso la mitad del tiempo fascinado por los decorados, las pruebas y pienso: “Cómo
habrán hecho esto y lo otro”.


¿Qué es lo que más valoras cuando haces un escape?
La originalidad del juego, la introducción junto a la inmersión.  El papel del game master
es indispensable para que la experiencia sea total. Las cosas hechas a mano me
encantan y son mis favoritas.


¿Cómo se vive un escape de terror desde dentro?
Pues al principio estaba muy acojonado con el resultado y no sabía muy bien si gustaría
o no. Sudaba la gota gorda en cada partida y no podía descansar ni un minuto. Ahora
nos encanta meternos en el juego con los jugadores y hacérselo pasar lo mejor posible.
Queremos que todos vivan la experiencia de su vida.


¿Qué es lo más curioso o gracioso que os ha pasado?
Hemos tenido muchas anécdotas, gente que no ha podido aguantarse y se ha orinado
encima. Pero la mejor fue uno que entró bajo los efectos de alguna sustancia psicotrópica
y montó un show con el actor que fue épico.


¿Cómo y dónde te ves dentro de 10 años?
La idea es ver si los nuevos juegos gustan para poder ofrecerlos en formato de franquicia.
Para las nuevas salas, hemos desarrollado un sistema de montaje diferente que pensamos
puede gustar a futuros emprendedores de este sector.

Comentarios

Entradas populares de este blog